¿Por qué comemos en exceso?

El comer en exceso es una de las razones principales para que se presente el sobrepeso o alguna alteración metabólica en la población. Este fenómeno puede ser explicado por varias razones, pero hoy reflexionaremos sobre una en particular: el estrés crónico.



El estrés puede ser definido como una experiencia emocional negativa acompañada de cambios bioquímicos, psicológicos y del comportamiento. El estrés afecta a la mayoría de la población de todas las edades, en este mundo que nos tocó vivir.


El estrés crónico activa el eje hipotálamo-pituitario-adrenal y la actividad simpaticoadrenal obteniendo como resultado incremento de una sensación mayor apetito conectado al estado emocional. A este fenómeno se le ha llamado comedor emocional, es decir, no hay una sensación de hambre fisiológica sino una necesidad de comer para saciar la ansiedad o la tristeza o el dolor emocional.


Estudios que han analizado la relación entre el estrés y la ingesta de alimentos han revelado que en las personas con obesidad el estrés crónico incrementa el riesgo a enfermarse. Dichos análisis también revelan que las personas con alto nivel de estrés tienen una dieta con poca calidad nutrimental, fuman, beben y hacen poca actividad física.



Pero ¿y qué nos estresa? en listas publicadas alrededor del mundo coinciden en que las razones más frecuentes de estrés para los seres humanos son:


Conflictos entre los padres

Pérdidas de alguno de los padres

Pérdida de un hijo o familiar querido

Fracaso escolar

Abuso de sustancias

Ser víctimas de violencia o abusos

Relaciones difíciles

Exigencias laborales o escolares o ambas

Crisis económicas

Crisis de salud

Problemas legales

Desastres naturales

Accidentes graves

Embarazos no deseados

Miedo a morir

Maltrato psicológico

Cambiar de casa

Cambios dramáticos de circunstancias de vida (ejemplo la pandemia por la COVID-19 o conflictos bélicos)


¿Te identificas con alguna?


El estrés crónico influye en la cantidad y calidad del sueño, esto incrementa las demandas nutricionales y por tanto aumenta el apetito por alimentos ricos en grasa, sodio y calorías. Además también se ha observado que la falta de suficientes nutrimentos como vitaminas y minerales y de omega 3 incrementan la susceptibilidad del ser humano ante los efectos del estrés.


Así pues se establece un ciclo vicioso favorable para el exceso de consumo de alimentos de la siguiente forma: 1) estoy con alto grado de estrés psicológico todos los días por una o varias razones, 2) disminuye mi calidad y cantidad de sueño, 3) incrementa mi demanda de nutrientes pero no puedo satisfacerla y me vuelvo más sensible a sentir los estragos del estrés, 4) hago mayoritariamente actividades sedentarias, 5) gasto poca energía, 6) siento inseguridad y ansiedad por todo lo anterior, 6) consumo en exceso alimentos altamente palatables o ricos en grasa, sodio y calorías y 7) hay ganancia de grasa corporal y con ello se establece el sobrepeso.


¿Qué hacer?



En primer lugar, se honesto contigo y cuídate como siempre has merecido. Reconoce que es lo que te estresa, si se puede resuelve o cambia de contexto y enriquécete de herramientas que te permitan conectar con tu calma, con tu paz interior. El mundo seguirá con nosotros o sin nosotros, y los problemas siempre vendrán y se irán pero como fluimos en la vida con ello eso hará la gran diferencia.


Por último te dejo la siguiente frase de Charles Chaplin:




Cuando empecé a quererme me liberé de todo lo que no era bueno para mi salud - comida, personas, cosas, situaciones - y todo lo que me empujaba hacia abajo y me alejaba de mi mismo. Al principio le llamaba egoísmo saludable. Hoy sé que es amor a uno mismo.

Geiker NRW, Astrup A, Hjorth MF, Sjödin A, Pijls L, Markus CR. Does stress influence sleep patterns, food intake, weight gain, abdominal obesity and weight loss interventions and vice versa? Obes Rev. 2018 Jan;19(1):81-97. doi: 10.1111/obr.12603. Epub 2017 Aug 28. PMID: 28849612.







20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo