Alimentación para personas con Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad (TDAH)

Este artículo es con dedicatoria a lalectora Socorro Flores Cuevas.


Las personas con TDAH se caracterizan por inatención, hiperactividad e impulsividad que puede alterar las relaciones familiares, escolares, sociales o laborales. Este tipo de trastornos inician en la infancia y pueden permanecer hasta la edad adulta. La importancia de los cuidados pertinentes en la infancia es porque TDAH se relaciona con otros trastornos psicológicos y tiene una estrecha relación en el desarrollo de adicciones (alcohol y/o drogas por ejemplo).



Uno de los elementos del tratamiento es la alimentación, ya que esta puede favorecer o empeorar el estado de personas con TDAH. Incluyendo aquellos malestares derivados de los medicamentos del tratamiento como: sequedad de boca, estreñimiento, mareos, dificultad para dormir, alteraciones cardiacas, etc.


Entonces ¿qué podemos ofrecer coman las personas con TDAH?


Si lo tuviéramos que resumir en una frase corta diría, muchos alimentos frescos y pocos alimentos con colorantes, saborizantes y conservadores, así como alimentos fritos o muy dulces (Del-Ponte et al., 2019).


Algunos casos mejoran con la suplementación de omega-3 y con una alimentación libre de gluten (alimentos derivados del trigo) y lácteos, así como libre de tés, alcohol y cafeína. Pero falta evidencia para confirmar los beneficios a largo plazo de estos cambios en la dieta.


A continuación podrás ver un listado de ejemplos de alimentos favorables y otros no tanto que puedes ofrecer a personas con TDAH.


FAVORABLES

En general alimentos naturales como:

Frutas (manzana, pera, mango, plátano, papaya, melón, sandía, guayaba, kiwi, fresa, etc., prefiere las de temporada)

Verduras (espinacas, brócoli, acelgas, lechuga, jitomate, cebolla, zanahoria, apio, etc. La clave en la semana que haya variedad de verduras, guíate por el colorido verde, naranja, roja, blanca y moradas)


Oleaginosas (almendras, nueces, cacahuates, pistaches, semillas de calabaza y girasol, etc.)

Cereales integrales (avena, pan de trigo integral, arroz integral, maíz)

Aceites vegetales (aceite de oliva, de coco, de canola, de soja, de girasol) Leguminosas (frijoles, garbanzos, habas, lentejas,)

Lácteos bajos en grasa (requesón, queso panela, queso parmesano, yogurt light. leche semidescremada)

Pescado y pollo, los otros tipos de carne sobre todo que tengan poca grasa visible.

Preparaciones sencillas cocidas, a la planta, al horno o en el caso de frutas y verduras las que se puedan crudas.


NO FAVORABLES

Alimentos ultraprocesados ya que la mayoría de estos contienen grasas saturadas en exceso, azúcar refinada, colorantes, saborizantes y conservadores.




Por ejemplo: refrescos, cereales de caja, papas fritas, jugos comerciales, chocolates, pan dulce, galletas, helados, pasteles, dulces, etc., y en general alimentos empaquetados.

Invierte tu energía en impulsar la salud y limita tus preocupaciones por la enfermedad, es una propuesta para hacer más amable el camino.

Saludos


Del-Ponte, B., Quinte, G. C., Cruz, S., Grellert, M., & Santos, I. S. (2019). Dietary patterns and attention deficit/hyperactivity disorder (ADHD): A systematic review and meta-analysis. Journal of Affective Disorders, 252(March), 160–173. https://doi.org/10.1016/j.jad.2019.04.061

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo